Suscribirse a nuestro feed RSS Nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Añádenos a un circulo en Google+ síguenos en Instagram

sábado, 13 de octubre de 2012

Prometheus

A female figure in silhouette stands before an enormous statue of a humanoid head. Text at the middle of the poster reveals the tagline "The Search For Our Beginning Could Lead To Our End". Text at the bottom of the poster reveals the title, production credits and rating.Prometheus, la nueva película de ciencia ficción que nos lleva a pensar en el origen de la vida en la Tierra y el verdadero significado de la palabra alma, una de las películas más esperadas de mi vida y una obra arte. De seguro, la película más polémica de este año, que ha logrado dividir la opinión de los espectadores. Una precuela de Alien, que no es verdaderamente una precuela.
Ridley Scott dirigió Alien. En la época en la que Alien fue creada, dirigida y estrenada el cine de ciencia ficción había tenido un auge; no analizaré la influencia de Star Wars o Star Trek sobre Alien, aunque me remontaré a Odisea 2001 del grandioso Stanley Kubrick, una de las películas más interesantes y complejas de la cinematografía universal. Odisea 2001 es una película altamente experimental, con una concepción visual y un diseño de la atmósfera completamente claustrofóbico en la claridad y limpieza de quirófano de cada escena, que aún hoy parece actual. Kubrick tenía ese poder, lograr que sus películas fueran atemporales e infinitas. Ridley Scott siguió alguno de sus pasos y parece estar altamente influenciado por su estética y concepto.
En Alien (y dentro de algunos momentos llegaré a Prometheus, lo prometo), Ridley Scott definió el terror a través de una nueva definición de ciencia ficción. Ya no era el esfuerzo de predecir como sería el futuro o como vendría el fin del mundo sino como enfrentar una amenaza impredecible, un tema que antes había sido tratado pero que nunca había sido atacado de esa manera. El extraterrestre, “hijo de un humano”, es la fuerza más destructiva de la naturaleza, de una apariencia sobrecogedora, como un Ángel Sideral de la Muerte. Su lengua que es una boca, su textura húmeda y el potencial de castigar de manera pasiva con su “sangre ácida” lo hacen uno de los monstruos mejor diseñados y más espantosos del cine. Ripley, su adversaria, logró derrotarlo a duras penas y con un esfuerzo increíble. Sin embargo, en Alien, Ridley Scott utilizó un diseño artístico muy curioso, planteando la fuente de la infección en una nave estrellada, abandonada y sola en un planeta remoto. El diseño artístico de esta nave, de la mano del artista plástico Giger es sensual, sugerente y surreal, como de una pesadilla sexual. Y en esa nave abandonada hay un piloto muerto, con las costillas reventadas que nos hace pensar, eventualmente, en el Alien. En esa película Scott no ofrece respuestas: el origen del Alien es alienígena, de una cultura y una civilización remota tal vez, pero irrelevante para la trama. Y Ridley Scott quiso estudiar más de ese inicio en Prometheus, pero no de manera directa. Lo que viene contiene grandes Spoilers, si no has visto la película, es un buen momento para dejar de leer.
La nave Prometheus es una nave de exploración científica cuyo objetivo aparente es el de estudiar a una civilización que vive en un planeta distante, información que los humanos han adquirido por el análisis de distintos grabados prehistóricos en cuevas y tablas. Elizabeth Shaw, antropólogo y médico, ha dedicado su vida a analizar estos grabados y su compañero Charlie cree que la vida no se inició en la tierra sino que la cultura del hombre proviene de otras civilizaciones que crearon a la vida y a todo lo que habita en la tierra. Su viaje en la nave Prometheus es en búsqueda de respuestas. Así llegan a un planeta (que no es el mismo de Alien, no caigas en la tentación de pensar que es el mismo) donde consiguen construcciones artificiales. La sola presencia de construcciones artificiales es muy estimulante, pero cuando entran en ella ven que estas edificaciones tienen grabados y evidencia de vida inteligente, una atmósfera respirable y muchos secretos. El androide David (en todas las películas de la saga de Alien aparece un androide) tiene una capacidad de aprendizaje muy grande y un plan oculto: averiguar la receta para la vida eterna, a fin de que su humano creador, Peter Weyland pueda sobrevivir a la vejez y la muerte. Weyland conoce los planes de Elizabeth Shaw y  no desea la exploración con fines científicos y ha encargado actividades a David que le permitan obtener todo el conocimiento posible de la raza de extraterrestres intentando descifrar el código de la vida, sin saber que no puede manipular lo que no conoce.
El argumento de Prometheus es interesante como ficción: suponer que la vida en la tierra tiene origen en la ingeniería de seres más inteligentes. Eso no responde la pregunta del origen de la vida, de la existencia de dios o de la posibilidad de la inmortalidad; si los hombres somos creación de otra especie, entonces esa especie debe tener un origen, y en Prometheus el origen es químico, ya que los individuos poseen ADN, pero no es aclarado. Prometheus también propone una sustancia química (o biológica) capaz de inducir mutaciones violentas y estables sobre individuos vivos y la generación de formas de vida compatibles con varios niveles de la biología natural. Un poderoso mutágeno que es la fuente de la vida a partir de la muerte.  La ubicación de la historia es, en su mayoría, dentro de las instalaciones alienígenas de los extraterrestres, lugar prácticamente arrasado desde el brote de una epidemia dentro de sus recintos hace más de dos mil años. Los eventos suceden en siete días. Una de las causas de pólémica de esta película es la falta de explicación de los eventos que ocurrieron en la base extraterrestre que los llevó a la muerte. Yo creo que, si lo hubieran contestado, tendríamos una mala película, ya que descubrir los eventos sucedidos en un lugar con una cultura diferente, con una biología diferente, con un lenguaje diferente, en un planeta diferente en siete días es imposible. Aún hay gente en la Tierra intentando averiguar si la existencia de Jesucristo fue real a pesar de la cantidad de libros escritos de él, y todavía hay gente discutiendo de cual era la ubicación real de la isla de Troya. Imagínate, si necesitamos cientos de años de investigación para estudiar la realidad de algunos eventos del pasado en la Tierra, es muy inconsistente averiguar toda la historia y pasado de una civilización que murió hace miles de años y del cual se desconoce toda su tecnología y cultura (aunque incierto el argumento anterior porque su escritura parece estar basada en la de los pueblos antiguos de la tierra y David tiene conocimiento de dicho lenguaje aunque parece que no está a disposición de enseñar a los científicos el significado de ella).
La historia de Prometheus transcurre en dos planos: el plano de la supervivencia simple y el plano de la experimentación caótica. David es el conductor de la experimentación sobre los humanos y la eventualidad rige la necesidad de la supervivencia, una guerra en dos frentes. Los motivos de ambos planos, sin embargo, intentan traer preguntas filosóficas relevantes a la mente de los espectadores: ¿De donde viene la vida?, ¿hemos sido visitados antes por extraterrestres?, ¿Por qué hemos sido creados?, ¿es la muerte parte indiscutible de la vida?, ¿qué es el alma?. Ridley Scott propone el personaje David para realizar esta pregunta, el más interesante de todos y sin embargo un androide, con intereses de belleza, estilo, equilibrio. ¿Son sus intereses y su curiosidad elementos del alma?. David, el orgullo de Peter Weyland,  la versión de Ridley Scott de Hal 9000, la computadora perversa de Odisea 2001. Confieso que no creo en dios, y el significado de la palabra alma para mi es el conjunto de características que establecen a la identidad humana, por lo que David, no vivo, es un humano. Pero el objetivo de la película no es responder a las preguntas de manera explícita porque eso sería adoctrinar (como creo que hizo The Tree of Life con algunas de las mismas preguntas).
Creo que Prometheus no solo plantea preguntas filosóficas sino que muestra la verdadera realidad de los humanos. La emoción nubla el juicio, y Prometheus está llena de malas decisiones. Estas malas decisiones son las causas de la polémica sobre esta película. Los personajes no respetan los protocolos de seguridad, de exploración ni la línea de mando. Yo me pregunto constantemente si eso es malo para una película, porque entonces la vida cotidiana es mala, las personas salen de rumba y manejan ebrios, tengo conocidos que manejan sus carros deportivos a 200km/h y hay gente que no toma los más mínimos cuidados sobre los alimentos que se come, y cuestionar a personajes por hacer “lo normal” es muy prepotente. Doctores quitándose los cascos, biólogos queriendo establecer contacto con organismos similares a serpientes, creo que es una manera de los escritores y del director de representar las emociones del primer contacto, del impulso de la ciencia en nuestras mentes; ¿acaso el descubrimiento de una construcción alienígena te permiten maravillarte por detalles pequeños? ¿Si conseguimos una nave espacial nos alegraremos por conseguir bacterias o necesitaremos explorar hasta conseguir a seres inteligentes?. ¿No es la emoción la causa de todas las malas decisiones?. Prometheus está lleno de emociones y cada emoción lleva a un evento inesperado. Tal vez nosotros los espectadores no podemos soportar ver a gente cometiendo estupideces que para nosotros son cotidianas.
Yo soy del grupo de espectadores que considera que la película es genial. Yo soy del grupo de espectadores que vió la profundidad de los personajes y el papel de cada uno en la narración. Vickers, interpretada por Charlize Theron, es la representación de la compañia Weyland, que cuestiona los deseos de su padre de ser inmortal y que ansía hacerse la heredera de un imperio tan grande que puede hacer una nave para el viaje interestelar, solo para ver su poder frustrado por una amenaza a la raza humana, su papel, el más intenso de la película, muestra como una persona se llena de avaricia y luego tiene que sacrificarlo todo. Cuando se está a punto de perder el dinero y el poder que ella acaba de heredar hace unos minutos, es muy difícil controlar el miedo. Ella muere aplastada por la nave extraterrestre y muchos han dicho que muere por no correr hacia los lados sino hacia adelante, yo creo que ese es un detalle menor, si ella es suficientemente estúpida para no correr hacia los lados o si el miedo la ciega (aunque hay otras explicaciones), es su miedo el que le da una intensidad más grande a su frustración. El capitán Janek, interpretado por Idris Elba, representa a la humanidad, a la justicia y al sacrificio; el geólogo y el biólogo (Fifield y Millburn, interpretados por Sean Harris y Rafe Spall) representan a la imprudencia y al sentido común; Peter Weyland representa la codicia y el temor de la muerte.
Creo que, por la cantidad de información no respondida en Prometheus y por la naturaleza de la película, habrá una secuela. Yo he pensado en un nombre “Los sobrevivientes de la Prometheus”. Espero que muchas cosas sean aclaradas, aunque indico que no salí con grandes dudas de Prometheus. Me parece que todo fue respondido, aunque requiere un poco de análisis entender las respuestas.
Para terminar, mi lo que entendí de lo que ocurrió en la base alienígena hace 2000 años, perdonen que mezcle elementos que no son parte de la película pero me estuve preparando mucho tiempo para los temas de los que hablaría la película. Anuncio que no creo nada de esto. Solo intento explicar una historia de ficción:
Los Ingenieros se disponían a viajar a la Tierra para su destrucción, anunciada por Jesucristo en una fecha cercana a la de su muerte. En su preparación tuvieron un escape gaseoso del mutágeno poderoso. Ellos intentaron escapar, pero el aire estaba saturado de la sustancia y eso indujo mutaciones mortales en ellos, como un cancer apresurado, como la escena de la apertura pero de manera más lenta. Uno de ellos intentó esconderse en la sala de maduración del mutágeno y allí se encuentra la cabeza y el cuerpo. La contaminación empezó en la entrada del puente de embarque de las naves, así que todos huyeron hacia el lado opuesto, donde murieron. El mutágeno, con los años, se precipitó sobre el suelo y su composición química se descompuso, desactivándose. La destrucción de la tierra corresponde a la idea implantada por ellos mismos del apocalipsis, que en sus mentes, según la escena de apertura, implica un renacimiento de la vida en un ritual religioso que requiere la aniquilación de la conciencia para llegar a formar parte de todas las conciencias. El accidente en el centro alienígena es la causa de por qué no se han visto más naves extraterrestres formalmente en la tierra luego de que asistieron a los hombres de la prehistoria en la elaboración de monumentos y la formación de la civilización y sus credos y lenguajes.
Mi calificación: 15 de 20. Por su filosofía y ejecución, una obra de arte de ciencia ficción.