Suscribirse a nuestro feed RSS Nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Añádenos a un circulo en Google+ síguenos en Instagram

lunes, 18 de noviembre de 2013

[Review] Capitán Phillips

Captain_Phillips_PosterCaptain Phillips es una película de un secuestro de un barco de carga por unos piratas somalíes, narrada más como un documental y con escenas de suspenso bastante intensas. Una película bien pensada y con una de las mejores actuaciones de Tom Hanks, que sabe bastante de buenas actuaciones y buenas películas. Es una buena experiencia para ver en el cine, sin embargo tiene segmentos aburridos, algunas escenas muy largas y repetitivas y una narración efectista, que busca conmover.
El capitán Phillips es un hombre de familia y un marino experimentado. Sabe como hacer su trabajo y es eficiente en él. Conduciendo un barco por la costa de África es atacado por piratas, unos piratas modernos, nada romantizado sino muy realistas, que tienen necesidades fuertes. Claro deja Paul Greengrass, el director de esta película, que los piratas viven en un sistema de castas y con jefes y señores que distribuyen la miseria y la delincuencia entre quienes quieren subsistir y sobrevivir. Claro deja Greengrass que no todo el que quiere ser pirata, puede. Pero también sugiere que los piratas son servidores de alguien más, que les cobra más de lo que los piratas quieren pagar, y que ellos bajan la cabeza ante sus señores. También claro deja Greengrass que los piratas ven a los barcos estadounidenses como un bulto de dinero, de seguros y de señores con maletines que distribuyen riqueza si se pide con la violencia adecuada.
hero_CaptainPhillips-2013-1La historia del secuestro de los piratas sucede en dos ambientes: en el barco de magitud infinita pero en ambientes cerrados, y en la lancha de escape, también encerrada. Es claro que la intención es mostrar que el secuestro tiene una dimensión emocional y que las armas encierran. Los piratas, vencidos por la tripulación del barco, que sorprendentemente sale ilesa de la ocupación, escapa de él llevando al capitán Phillips de rehén. Las cosas se complican, y tres barcos militares más allá, los piratas son rodeados y manipulados en todas las maneras posibles. No habia victoria para los piratas, y Greengrass no quiso que lo esperaramos, su héroe es Phillips, un hombre reducido a una posición fetal en una esquina, viendo la decadencia de una parte de la raza humana. En su constante angustia, Phillips se rinde, ya sabe que no puede sobrevivir y yo, desconociendo los detalles de la historia real, pensé que moriría.
No creo que sea una película genial. Es una película bien ejecutada. Greengrass se detiene a mostrar las plataformas militares, los ejercicios de rescate y los juegos mentales. Los piratas dejan ver la dificultad de su vida, pero también repiten una y otra vez que si Phillips se mueve, lo matarán. Son crueles una y otra vez y de vez en cuando son humanos y gentiles. Esta interacción continua durante mucho tiempo, y confieso haber perdido el interés por la historia varias veces, simplemente se prolongó mucho en una repetición de eventos sin importancia. Lo único genial es Tom Hanks y su espiral de desesperación, que atrapa al espectador.
Mi calificación: 14 de 20. Y una nominación al oscar a Tom Hanks, en su escena final logra arrancar lágrimas de desesperación. Es increíble su papel.

domingo, 17 de noviembre de 2013

[Review] Gravity

posterUna de las películas más grandes de la historia del cine, Gravedad no duda en hacer poesía y sugerir ideas en imágenes grandiosas durante escenas de increíble acción y suspenso. Si aún no has visto Gravity, detén la lectura de este post en este instante: la grandeza de la película depende de la experiencia de la primera vez. Vela e intenta que sea en 3D, seguramente no hay una mejor experiencia.
Sorprende que, un director como Alfonso Cuarón – que nunca había tenido un perfil muy grande en la industria del cine – haya logrado convencer a los estudios de una creación tan experimental. Y sorprende que Gravity sea una película proveniente de un director como Cuarón. Las explosiones de creatividad y genialidad son poco comunes en el cine, pero son muy pocas veces esperadas de directores que han tenido una carrera tibia en el cine. No es que Cuarón sea un mal director, todo lo contrario, pero un filme como Gravity no se veía venir en su carrera. No creía yo que diría que una de las mejores películas que he visto en mi vida fue creada por Cuarón, no porque sea increíble, sino porque no estaba en mi radar. Esperar cosas así de Scorsese, Spielberg, Nolan, Cameron y muchos otros renombrados es lo cotidiano. Sin embargo el genio resultó ser Cuarón.
imagesNo es que Gravity tenga la trama mas compleja del mundo lo que lo hace una gran película, en vez de eso, su historia en sencilla y bastante lineal. Es su ejecución perfecta la que la hace una de las películas mas sorprendentes de la historia. Gravity es una película increíblemente experimental, hecha con el espectador en mente: su objetivo es entretener, y para hacerlo recurre a un suspenso y tensión que nunca había creído posible podía lograrse desde el minuto 2 hasta el instante final de la película de apenas 85 minutos. Su trama, aunque simple, tiene la narración perfecta para la historia de supervivencia. Y en su fantasía es sorprendentemente realista. Una dedicación minuciosa de los detalles es sazonada además con una cuidadosa ejecución de sus efectos especiales que forman parte inseparable de la trama para lograr un universo realista. Una decisión poco convencional sobre las tomas y movimientos de cámara, sobre la edición y sobre los planos muestran el cuidado obsesivo del director por su obra maestra. Pocas veces en la vida se puede observar una película como esta.
El guión de Gravity encierra enigmas que se filtran a través de las acciones de los pocos personajes de la historia. La vida de cada uno, como en la vida real, define sus acciones y sus palabras, pero no se tiene la oportunidad de conocer sus pasados. Una montaña rusa de emociones vividas a través de la experiencia de la inigualable protagonista, Sandra Bullock, que tuvo control de su papel durante toda la película y sin salir de escena en ningún minuto de ella. Nunca fui fan de Sandra Bullock, declaro haber despreciado su carrera y sus papeles, pero en esta película siento que se reivindicó. Una de las mejores actuaciones de la vida, creo que su Oscar es indiscutible en este momento, cuatro meses antes de la ceremonia. No hay en este año un papel tan increíble y popular que este.
MV5BNjE5MzYwMzYxMF5BMl5BanBnXkFtZTcwOTk4MTk0OQ@@__V1_SY317_CR0,0,214,317_Cuarón sabía en que terreno jugaba su película. Sabía cuales películas lo habían inspirado y decidió rendirles honor a ellas en su película. Referencias al estilo visual y escenas de  2001: A Space Odyssey de Stanley Kubrick, a la fortaleza y debilidad de Ripley en Alien de Ridley Scott, a la comedia romántica de Wall-E se dejan ver mientras uno como espectador, al borde del asiento, aguanta la respiración. Durante la acción mejor concebida, Cuarón inserta referencias al embarazo, concepción y parto, las escenas más impactantes de la película inspiradas en la evolución de la vida. Es indiscutiblemente una pieza de arte en todas sus dimensiones.
Lo mejor: Aunque la película está saturada de momentos geniales en secuencia y narrando de la mejor manera posible una serie de eventos malos que ocurren en la peor secuencia posible, en la escena final, Ryan – Sandra Bullock – sale de la cápsula de escape, es halada hacia abajo por su traje espacial, se desviste en el agua, nada a través de las algas (como último peligro antes de culminar la trama), llega hasta la orilla (Thank you) y se arrastra, luego gatea y con esfuerzo se pone de pie. La escena muestra la evolución del hombre y Ryan es fotografiada desde abajo, en una de las imágenes más impactantes del cine. Cuando empieza a caminar aparece en pantalla la palabra “GRAVEDAD”. Perfecta.
Mi calificación: 20 de 20. Para mi, la mejor película que he visto, solo comparable a Inception, que me dejó igual de maravillado. Confieso que, al salir de la película, sentí una emoción que no podía contener.