Suscribirse a nuestro feed RSS Nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Añádenos a un circulo en Google+ síguenos en Instagram

sábado, 18 de diciembre de 2010

Tron Legacy (Tron, el Legado)

Tron Legacy, la segunda entrega de una “saga” que se inició hace más de 28 años, fue estrenada sin penas ni glorias.

Tron, la versión de 1982, cuenta la historia de Kevin Flynn, un ingeniero en informática y diseñador de juegos de arcade, que en un accidente científico es transferido al mundo digital dentro de una supercomputadora. En esta versión, Flynn, interpretado por Jeff Bridges, tiene que lidiar con el “control maestro”, la versión digital del Sauron del Señor de los Anillos. El objetivo de Flynn es que un programa llamado Tron, diseñado por uno de sus amigos, logre penetrar en las defensas del Control Maestro de manera que pierda su creatividad para el mal y se convierta en un programa dócil y servicial. Tron es capaz de muchas cosas, pero Flynn es un verdadero dios, ya que, al provenir del mundo real, es trasladado con sus dotes de superusuario, pudiendo editar y doblar las instrucciones de la computadora desde dentro. Es decir, Flynn es un Gandalf digital y Tron debe llevar su disco (o el anillo) hasta dentro del control maestro para poder desactivarlo. No era una historia muy original, ¿no?. Un trailer creado por la comunidad de la versión de 1982

Bueno, vi esta versión de Tron cuando era niño. Nací en 1979 y la ví cuando tenía como 8 años. Comprenderás que no había muchos efectos especiales en esa época, me acababan de comprar mi primera computadora y parecía un logro muy grande, en 1987, ver animación de este tipo. En esa época, todo el mundo quería ver que se había usado una computadora en algún lugar, nadie quería ver realismo, se necesitaba que las imágenes generadas fueran ficticias. El mundo cambió, las computadoras avanzaron tanto que tengo varias en mi casa y a pesar de su elevado costo en la economía devaluada de mi país, uno puede pensar en comprar una nueva sin vender la anterior (que cuando estan viejas son prácticamente invendibles).

A man reaching to catch a disc, embraced by a woman28 años después de este Tron (que estamos claros que solo sirve por su visión novedosa del concepto de los efectos especiales), viene la película de la que estoy hablando en este post: Tron Legacy. Realmente decepcionante en la trama, y más aún cuando se sabe que puede hacerse prácticamente cualquier cosa en una película usando una computadora (y si no, vuelve a ver Avatar y me dices). No vale la pena ni siquiera intentar contarla, es más una experiencia visual. La historia es tan caótica y sin sentido que perderé mi tiempo intentándola relatar.

Tron apuntó sobre la fórmula conocida de la primera parte. Aventurados solo en mostrar mejores efectos especiales y de 3D, esta versión tomó todo lo que se ha hecho hasta ahora en las películas de ciencia ficción, las licuó en una licuadora no muy potente y le agregó treinta o cuarenta clichés del cine de alto presupuesto para crear una versión que deja ver sus partes constitutivas: escenas que hacen recordar a The Matrix Revolutions, a Star Wars (en cualquiera de sus desgastadas partes), al Señor de los Anillos y los ejercitos multitudinarios, a las Crónicas de Narnia y a cualquiera otra película de fantasía que puedas recordar. Solo puedo decir que una de sus fortalezas más grandes es un papel representado por Michael Sheen (el polifacético jefe de los hombres lobo en Underworld y sus secuencias y el entrevistador Frost en Frost/Nixon entre otras) que lamentablemente tiene demasiadas semejanzas al Merovingio de The Matrix. Esta película divaga en una historia floja decorada con escenas de acción, peleas y muchos efectos de visión sorprendentes. Sin embargo, no todo es tan bueno. Intentaron rejuvenecer a Jeff Bridges, algo que ya se había hecho de manera excelente con Brad Pitt en Benjamin Button, pero esta vez les quedó plástico, ficticio y con un aire a personaje de un juego de video que no pude soportar. Realmente me pareció un error imperdonable. ¿Recuerdas a Arnold Schwartzenegger en Terminator Salvation?, eso sí valió la pena verlo. Esto me desesperó enormemente.

Lo mejor: el concepto visual, obvio, no?

Lo peor: la trama. Asquerosa. Y las referencias a otras películas que ni siquiera intentaron disimular. Ni siquiera ejecutaron bien las referencias a la primera versión.

Lo más interesante: El papel de Michael Sheen. Muy andrógino. Muy polifacético.

Un detalle interesante: Cillian Murphy tiene un papel corto, y no aparece en los créditos.

Mi puntuación: 4 de 10.

Te dejo el trailer de esta nueva versión.