Suscribirse a nuestro feed RSS Nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Añádenos a un circulo en Google+ síguenos en Instagram

sábado, 22 de febrero de 2014

Blue Jasmine

Una película de Woody Allen, uno de los escritores/directores/productores más polémicos de la actualidad. Una película donde Allen decide explorar la locura a través de giros de trama. Una película para que Cate Blanchett llegue a la gloria. Muchos la tildan de drama, yo la ví como comedia, y muy negra. Una película divertida y enferma, como todas las de Allen.

Jasmine, interpretada por Cate Blanchett, es una mujer de las altas clases sociales de Manhattan que queda arruinada (por motivos que van revelándose progresivamente en la película) y debe mudarse a la casa de su hermana que, por cualquier medida, es de clase media baja. Jasmine, luego de un conjunto de situaciones impactantes y por el trauma de haberlo perdido todo, ha enloquecido de forma apreciable. Constantemente se aisla en su pasado, reviviendo las escenas de su pasado, los diálogos y pierde la conexión con la realidad. Su locura no le quita su sentido común, aunque su pretenciosa y pedante visión de la nueva sociedad que la rodea es por momentos insoportable y por momentos graciosa, decide recuperar parte de su estatus perdido ya con un plan que parece plausible, estudiando y trabajando y aprendiendo a servir mientras tanto. Su ambición es su pérdida, o eso muestra Allen, que la hace jugar con el destino deseado para perderlo por su manipulación y locura. Otras películas de la temporada ya presentan temas similares. Wolf of Wall Street discute problemas de la ambición y August: Osage County describe como la ambición es el camino más corto a la anihilación y soledad. Sin embargo ninguna la presenta con la precisión de Woody Allen y la actuación impecable de Cate Blanchett.

An elegant blonde blue eyed woman, sunglasses on her head, looking to the left.Cate Blanchett es la piedra sobre la que se hizo esta película. Sin ella, Blue Jasmine sería una película más, pero con ella, alcanza los niveles de la genialidad. La mirada vacía y la locura tomando posesión de Cate es tan real que permite envolverse completamente en la narración. La obsesión con las pastillas, sus ataques de pánico, su ambición y egoísmo son perfectamente plasmados en pantalla por su excelente actuación. Me temo que el Oscar de Sandra Bullock por Gravity está discutido, y si alguien puede quitárselo esa es Cate Blanchett.

Lo mejor: La actuación de Blanchett, para disfrutar desde la primera escena, literalmente, hasta la última. Perfecta.Tambien debo decir que las capas de la historia de la vida de Jasmine y como se van removiendo para entender la razón de su locura son de lo mejor

Mi calificación: 16 de 20. Otra película de Woody Allen excelente.