Suscribirse a nuestro feed RSS Nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Añádenos a un circulo en Google+ síguenos en Instagram

sábado, 22 de febrero de 2014

August: Osage County (Agosto en el Condado Osage)

 

August: Osage County es una puesta en filme de una obra de teatro y mientras la ves, entenderás que es así. Es una comedia negra, por escenas, de la decadencia de una familia cuando uno de sus miembros es tóxico, manipulador y cruel. La película está dirigida por John Wells, mas experto en la televisión que en el cine, sin embargo la dirección es suficiente para este drama familiar. Cuenta con actuaciones increíbles de Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Abigail Breslin, Juliette Lewis, Benedict Cumberbatch con papeles que parecen haber sido hecho a la medida para cada uno de ellos.

August: Osage County sigue la vida de una familia matriarcal controlada por Meryl Streep, que se reune luego de la desaparición (y posterior muerte) de su esposo, durante un agosto muy caluroso en el condado Osage. Esta reunión destapa la realidad de esta familia en una cena de funeral, donde el personaje de Meryl Streep descarga sus remordimientos y demonios personales con ataques a sus tres hijas que, como es de esperar, son completamente diferentes de carácter y personalidad. El personaje de Meryl, Violet, sufre de cancer en la boca, como un castigo divino que incrementa la ironía de su crueldad y de su verbo hiriente y despreciable. Las hijas se enfrentan a su madre, cada una a su manera, y la obligan a desintoxicarse de su grave adicción a los calmantes, lo que lleva a un segundo enfrentamiento, esta vez más sutil.

Creo que uno de los fuertes de esta película es mostrar que toda familia está construida sobre la dura verdad de que la casualidad los une. Personas tan diferentes en intereses y necesidades no deberían estar juntas y, paradójicamente, permanecerán unidas para siempre. El amor, claro está, es mas fuerte que las diferencias en muchos casos, excepto en esta película, donde la codicia y egoísmo de Violet ayuda a destruir el inestable núcleo familiar que ella rige.

Dramas personales de diferentes naturalezas componen a este filme. De alguna manera, August: Osage County ataca el mismo tema que Blue Jasmine aunque con un acercamiento diferente, divagando entre la locura, la codicia y el egoísmo que destruye familias. Sin embargo, el enfoque aquí es mucho menos limpio, más caótico y muy amarillista en el drama, aprovechando un conjunto de conflictos simultáneos que revientan a la vez. Simplemente, no hay descanso del caos, y lamentablemente, los personajes no son suficientemente llamativos para sentirse identificado con ellos. Creo que es la mesa donde se sientan y los gritos que se disparan de desprecio y molestia lo que hace alejarse de este caos y de sus personajes.

Con una fotografía que encierra a los personajes en cada escena, encajonándolos, el efecto es de claustrofobia en cada escena, aún en las que ocurren al aire libre. Y con el sometimiento y abuso de Violet, la claustrofobia es peor. Acaso intencional el alejamiento emocional del espectador, esto falla sobre el efecto que debe producir, conduciendo a una observación de la película como una puesta en escena evitando envolverse en la trama. No creo que sea culpa de los actores, que entregaron interpretaciones de calidad, sino del director y del guión, inclusive de la edición, que no lograron suavizar las esquinas de la caja que envolvía a esta familia. Es un mal viaje, un mal paseo en mi opinión personal.

Lo mejor: Las actuaciones, definitivamente, son lo que más hace brillar a esta película que, extrañamente, quisiera olvidar.

Mi puntuación: 12 de 20. El caos hay que administrarlo con mas cuidado.